sábado, 21 de junio de 2014

MESSI, EL ÚNICO IMPREDECIBLE


Por Gastón Trucco
 Muchos eran los que esperaban una goleada apabullante de la selección argentina ente el humilde Irán, pero  nada de eso pasó .Al igual que frente a  Bosnia,  el equipo de Sabella no pudo desplegar todo el potencial que se le atribuye  y por momentos fue muy predecible ante un Irán que supo cómo plantear el partido sabiendo de sus propias limitaciones y de las virtudes del rival.

 El conjunto de Queiroz  no pecó de  inocente, no se mostró tan  débil como parecía pese a sus grandes limitaciones, y sobre todo  fue muy inteligente. Los asiáticos supieron lo que había que hacer y lo aplicaron correctamente. Le cerraron las líneas de pase al equipo argentino y éste por momentos se vio acorralado en territorio iraní, sin espacios libres para penetrar una defensa bien agazapada atrás.

 Argentina tiene gran jerarquía en sus jugadores, pero en ocasiones es predecible en el juego. Messi siempre como estandarte, Higuaín como pivote y Agüero junto a Di María moviéndose por todo el frente de ataque. Cuatro cracks que siempre que intentaron jugar entre ellos se vieron atosigados por la defensa rival.

 Ante Bosnia, Argentina pareció arrancar con un esquema incómodo y que no es de la predilección de los jugadores. Contra Irán no pudo utilizar el mejor sistema a su provecho y dejó desconcertado a todo aquel que pensó que con los cuatro fantásticos los albicelestes pasarían por arriba a cualquier rival que tuvieran en frente.

El resto de los equipos sabe cómo pretende jugar Argentina y ese detalle es importante. Todos los rivales diagramarán su esquema en función del ya conocido circuito de ataque argento, y para eso será necesario tener más variantes a las que recurrir ante un planteo tendiente a anular el juego del equipo de Sabella.

Aún falta ver cómo se comportará ante rivales de una estipe aún mayor como Alemania, Francia u Holanda. Estos equipos son capaces de lastimar más, pero  a su vez  son capaces brindar espacios que pueden llegar a ser letales para ellos en una contra argentina, que de todas formas deberá rever su libreto para que éste no pueda ser tan fácilmente leído por el rival de turno.

 Dentro de lo monótono que puede parecer por momentos el ataque argentino, Messi fue el único capaz de sacar un disparo letal  sobre el final del partido. Pese a las ya conocidas hasta el hartazgo condiciones del crarck argentino, Lío puede seguir sorprendiendo. Por eso ante Irán   Messi fue el único impredecible. Hoy eso bastó, más adelante veremos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario